sábado, 23 de septiembre de 2017

Especialidades del Cirujano Plástico

Dentro de la cirugía plástica podemos encontrar dos vertientes. Por un lado, los cirujanos plásticos que se especializan en la corrección de fallas congénitas, tumores, reparaciones por accidentes y asistencia funcional del cuerpo humano.

Por el otro lado, están los cirujanos plásticos dedicados a mejoras y cambios estéticos que no afectan a salud, sino a la autoestima del paciente. En este rubro las especialidades también amplias, como la cirugía de nariz o rinoplastia, el aumento mamario, reducción mamaria, blefaroplastia y otras más.

Los cirujanos plásticos especializados en cirugía reparadora suelen encargarse de restaurar la función de, por ejemplo, una nariz después de un accidente para que el paciente pueda respirar normalmente y afectan a la salud.

Los cirujanos plásticos especializados en estética tratan con personas sanas que buscan corregir partes de su cuerpo que, para su entender, no están bien o no los hace sentir cómodos y seguros. Buscan mejorar la apariencia corporal, las consecuencias del envejecimiento y otros temas que afectan a la vida personal y social.

Ambas vertientes contribuyen a la sociedad buscando mejorar la salud y calidad de vida de las personas, porque cada ser humano es único y las circunstancias que lo rodean también.

Es sustancial entender la cirugía estética no es menos que la cirugía funcional, ambas son imprescindibles para atender las necesidades de toda la sociedad. Y los cirujanos plásticos, como parte de ella, contribuyen con su formación profesional.

Cirujano Plástico


Cirujano Plástico: https://www.axelhemmingsen.com.ar

viernes, 22 de septiembre de 2017

Mi experiencia con la Rinoplastia


"la rinoplastia me permitió volver a sentirme bien, a reconstruir mi vida y salir de la depresión que me generaban los chistes que hacían sobre mi nariz"

Mi experiencia con la Rinoplastia


Siempre fui una chica normal, en la secundaria no era la más linda pero tampoco la más fea, hasta que entré a la facultad y un día caí por las escaleras y me golpeé fuertemente la nariz y se me facturó. Por suerte no me tuvieron que operar porque no me causó dificultades respiratorias, pero si estéticas. Mi nariz quedó totalmente desfigurada. Ahí empezaron los complejos y las burlas de mis compañeros de la facultad que hacían chistes y yo me sentía terrible. Llegaron las vacaciones y mis padres me ayudaron a buscar a un buen cirujano para que me hiciera una rinoplastia.

Hice una cita y fui a ver al especialista en rinoplastia, revisó mi nariz y me dijo que la operación no era compleja, pero que tenía que hacerme varios exámenes para comprobar que todo estaba bien. Me explicó cómo sería el proceso de recuperación y al fin pude tranquilizarme. Saber que estaba en buenas manos.

El día de la rinoplastia estaba atemorizada, pues era una cirugía de nariz que nunca había imaginado vivir. Además, temía que los resultados no fueran los que esperaba. Por suerte, estaba en excelentes manos según me habían comentado.

Mi vida antes y después de la Rinoplastia 


La rinoplastia fue un éxito, y al despertar, estaban mis padres a mi lado como siempre apoyándome en todas mis decisiones. La recuperación fue exactamente como me habían dicho: Sin dolores, pero con algunas molestias, pocos moretones y rápida.

Mi nariz quedó fantástica, ya estaba lista para regresar a la facultad, también aproveché para hacerme un cambio de look en mi cabello. Llegó el día y cuando mis compañeros me vieron me preguntaban “que te hiciste, donde estabas, estás divina”.

Estoy feliz de haberme hecho la rinoplastia, olvidé los complejos, ya no hay más burlas y lo más importante es que mi nariz no parece operada, nadie lo nota, solo lo saben aquellos que me conocieron antes de la operación. Agradezco a los especialistas, son excelentes profesionales y a mis padres los amo por estar siempre a mi lado.

Si quieres saber más sobre rinoplastia, recomiendo solicitar un turno con el cirujano plástico Axel Hemmingsen.

Rinoplastia